Apps para identificar alimentos y cosméticos "sanos": ¿Te puedes fiar?

Apps para identificar alimentos y cosméticos "sanos": ¿Te puedes fiar?

Cada vez es habitual encontrar en un supermercado a un cliente que con una mano sostiene su teléfono móvil y con la otra el producto que le interesa. Fotografía del código de barras y espera unos segundos: si no le interesa deja el producto en la estantería, y si lo quiere, lo deposita en el carrito de la compra. Su decisión de compra depende del móvil, pero más concretamente de páginas webs o apps que ofrecen información de (casi todos) los productos alimentarios y de cosmética respecto a si son “sanos”. 

En este post mencionaremos las principales apps de nuestro país que informan a los consumidores sobre la composición química de los productos alimentarios, cosméticos y de higiene. En otras palabras, saber lo que hay detrás y cómo es el baremo de cada valoración de las apps de Yuka, My Real Food y El Coco.

Yuka, la app más popular

Al auxilio para los consumidores que no entienden el etiquetado de los productos, llegan aplicaciones que analizan los ingredientes de los productos de alimentación y de cosmética para publicar el veredicto sobre si es realmente “sano” o no. Entre las aplicaciones para dispositivos móviles que encontramos es Yuka, una empresa francesa, muy popular a nivel mundial y que registra más de 10 millones de descargas entre los usuarios en el mundo. Es gratuita, aunque existe una versión premium de renovación anual. Esta app evalúa alimentos y cosméticos para saber si son “sanos” para nuestro organismo y para la piel, basándose en los siguientes criterios:

✓ Nutri-Score (el semáforo de colores nutricional)

✓ La Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (EFSA)

✓ La Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria (ANSES)

✓ Centro de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC)

✓ Si tiene certificado ECO (regional y/o europeo)

Yuka premia los alimentos con certificado ECO y sin aditivos, entre sus variables de evaluación; sin embargo, cada una de las mismas tienen un valor diferente para la publicación de la nota final. Yuka está financiada con las aportaciones de los usuarios a través de la suscripción premium y de un programa de alimentación del gobierno de Francia. Es fácil de usar y la app francesa te indica el resultado en una escala numérica, pero algunos expertos sentencian que es “demasiado simplista” y que por ello puede llevar a la confusión. Es una de las apps para analizar alimentos y cosméticos "sanos" más usadas del planeta.

Móvil y plato

 

My Real Food, la app de la "comida real"

El instagramer Carlos Ríos (Huelva, 1991) estudió Nutrición y Dietética y es el creador del Realfooding, que como él mismo describe es “es un movimiento de estilo de vida y de concienciación”, y que va en contra de la comida ultraprocesada.

La base de la aplicación es nutrirse del contenido de los usuarios, a modo de recetas y el desmentido de bulos en la red acerca de la alimentación. My Real Food clasifica los alimentos en tres grupos: comida real, buen procesado y ultraprocesado, acorde con el sistema Nova (sistema creado por la Universidad de Sao Paulo en 2010 que clasifican los alimentos por el grado de procesamiento), a la vez que informa de los aditivos de cada alimento.

Sin embargo, las voces más críticas dicen que no es suficiente sometiendo los productos al sistema Nova y el análisis debería ser más exhaustivo. La empresa de Ríos se financia con sus propios recursos y ganancias y próximamente la app tendrá una versión premium.

El Coco, la app “consciente”

Otra aplicación de origen español fundada por Maira Bes-Rastrollo, profesional de Salud Pública y Juan Revenga, conocido dietista-nutricionista en el panorama mediático español. El Coco puntúa a los alimentos del 0 al 10, basándose y dando gran importancia al sistema Nova, anteriormente mencionado. Utilizando dicho sistema, clasifica los alimentos no por su calidad nutricional, sino por su procesamiento. Y utiliza también el Nutri-Score para hacer una media y anunciar el veredicto sobre un alimento envasado: siendo las dos principales métricas en la valoración final de cada producto. De momento, la app cuenta con 100.00 descargas y también analiza cosmética. Algunos expertos especulan sobre que en el apartado “aditivos” no está claro entre lo que es objetivo y subjetivo, pero la parte positiva es que se han producido mejoras recientes en cuestión del registro de nuevos alimentos en su base de datos. 

Sabemos que hay más apps analizan los alimentos y cosméticos por lo “sano” que son. Las nuevas tecnologías brindan al consumidor a que tome decisiones. Por ejemplo, no siempre las marcas blancas en productos de alimentación, de higiene y cosmética son de baja calidad en su composición, o que los productos básicos no tienen nada que envidiar a otros catalogados como premium.

Usa algunas de estas apps en nuestros productos y nos cuentas qué tal

 

Comentarios

Deja un comentario