Gestionar una empresa responsable

Son ya muchos años de experiencia desde que decidimos emprender las 3 personas que nos embarcamos en proyectar y desarrollar un nuevo modelo empresarial que llevara consigo valores y códigos que fueran algo diferente a las experiencias pasadas que habíamos tenido, tanto en las multinacionales donde habíamos trabajado, como en las empresas e iniciativas que habíamos creado hasta entonces.

El emprendimiento, es un concepto innato, que lo llevan en el ADN algunas personas. Un emprendedor, no tiene porque ser un empresario, aunque sí hay empresarios emprendedores y emprendedores empresarios, pero el concepto de emprendimiento radica en estar en continuo movimiento, desarrollando ideas, aterrizándolas, ejecutándolas, persiguiéndolas; a fin de cuentas, es crear, crear y crear y si lo unes al concepto de impacto social, responsable, lo que puede salir de ahí es verdaderamente grandioso, pues no sólo piensas en generar economía, sino que el objetivo principal es generar un bien común con impacto positivo, consiguiendo un modelo de economía ética por la actividad que realizas.

Aquí os dejamos 5 tips que para nosotros son importantes para gestionar un modelo de empresa responsable, desde el emprendimiento de impacto:

  1. El éxito de un emprendedor es directamente proporcional a la pasión puesta en el desarrollo del proyecto.
  2. Cuando uno emprende, el trabajo deja de ser trabajo y se convierte en una actividad integrada en el día a día, como el desayunar, comer, cenar, dormir.
  3. Gestionar un modelo de empresa responsable significa, no solo proyectar y cumplir un plan de negocio, sino ser consecuente con las formas de actuar e integrar a trabajadores, agentes colaboradores, proveedores y/o cualquier organización externa vinculada a la organización.
  4. Es muy importante, ser muy transparente con los indicadores de impacto con los cuales nos hemos comprometido, es decir, qué hacemos a través de nuestra actividad para mejorar el mundo, de forma cuantitativa y cualitativa.
  5. Liderar el modelo de cambio que nos hemos propuesto con nuestra idea o proyecto.

Hay muchas más, pero encontramos que estas 5 propuestas nos pueden llevar a desarrollar proyectos de emprendimiento de una forma, clara y transparente, donde queda claro que hay unos objetivos a cumplir con unas consecuencias que impactan directamente en mejorar nuestro entorno, ya sea en personas, medioambiente, salud, ciudades, alimentación, …

Por nuestro lado, participamos en sesiones, conferencias y actos donde devolvemos al mundo nuestra experiencia como emprendedores y empresarios, y cómo hemos sido capaces de evolucionar hasta llegar a crear modelos de empresa que generen otros beneficios, aparte de los económicos, y que nos permitan ser pioneros en una nueva corriente de pensamiento basado en el “cambio sistémico”, integrando en un modelo de negocio, lineas de actuación con trabajadores, tejido educativo, tejido empresarial, instituciones públicas y proveedores, dentro de un modelo de entender la economía desde la conciencia social y medioambiental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *